Leon Gieco

julio 31, 2008 at 3:56 am (Leon Gieco)

Raúl Alberto Antonio Gieco nació el 20 de noviembre de 1951 en una chacra del norte de Santa Fe. Su familia se muda a Cañada Rosquín, un pueblo cercano, y allí comienza a trabajar a los 8 años. La primera guitarra la compró León con su propio sueldo, en 1959. Comenzó entonces a presentarse en los actos del colegio y en un grupo de folklore, Los Nocheros. Paralelamente, también se integra a Los Moscos, una banda de rock, con la que poco a poco logran cierta popularidad en los pueblos cercanos. Hacían covers de Los Beatles, de los Rolling Stones y del Spencer Davis Group. Finalmente, en 1965, ganan un concurso para presentarse en Canal 5 de Rosario. Llegar a presentarse con un grupo en esa ciudad era más de lo que había esperado.
En el verano de 1969 viajó por primera vez a Buenos Aires, con su guitarra al hombro y casi sin dinero. Poco a poco comienza a relacionarse con el mundillo rockero: Litto Nebbia, Tormenta y, sobre todo, Gustavo Santaolalla. Es justamente el guitarrista de Arco Iris quien le consigue algunas presentaciones como telonero de Moris y Pajarito Zaguri. Incluso llegaron a presentarse León, Nebbia, David Lebón, Cacho Lafalce, Gabriel Ranelli, Bernardo Baraj, Claudio Martínez y Diana Lenguanegra, bajo el nombre La Banda de los Ocho. En noviembre del ’71 llega la primera presentación grande, en el Festival B.A.Rock II y luego el “Acusticazo” (junio del ’72), junto a Nebbia, Lebón, Domingo Cura, Edelmiro Molinari y otros. Allí se registra la primera grabación de “Hombres de Hierro”, uno de los temas más famosos de León. En diciembre llega la tercera versión del B.A.Rock y para marzo del ’73 sale a la calle el primer disco, que había sido grabado como producción independiente con Santaolalla a lo largo de dos años. El tema de difusión es “En el país de la libertad”. Poco a poco va logrando cierta difusión y se lo comienza a nombrar como “el Bob Dylan argentino”.
“La Banda de los Caballos Cansados” (1974) es el título de su segundo álbum, que sigue la línea progresiva-folklórica del primero. Su forma de expresión es directa, casi osada.
Medio a la fuerza, por la nueva separación de su banda de apoyo, León sale a tocar solo con su guitarra y su armónica. Tenía un contrato firmado para dos shows, pero no tenía con quién tocar
Muchas trabas por parte de la censura tuvo que sortear para poder sacar su tercer LP: “El fantasma de Canterville” (1976), al punto de tener que modificar la la letra de seis temas y directamente eliminar otros tres (“La historia esta”, “Tema de los mosquitos” y “Las dulces promesas”). Pese a todo, el material es muy bien recibido. León continúa con las giras por el interior, hasta que se aventura a Latinoamérica, a comienzos de 1978. Escapando de la censura, se redica por un año en Los Angeles.
Del “IV LP” (1978) sobresalen “Cachito, campeón de Corrientes” y “Sólo le pido a Dios”, el otro himno de Gieco, junto a “Hombres de hierro”. En realidad, León no estaba muy convencido de incluir este tema, que lo encontraba “aburrido y monótono”, pero finalmente siguió el consejo de Charly García, y a partir de ese entonces, León lo canta para cerrar sus shows.
En abril de 1981 se presenta en Obras en el lanzamiento oficial del disco recopilación “Siete años” (1980), shows en los que también adelantó canciones de su siguiente LP, “Pensar en nada” (1981).
Es en 1981 cuando comienza su inmensa gira nacional que le demandará en total tres años.
“Semillas del corazón” (1989) marca el retorno a los estudios de grabación “convencionales”, tras ocho años de giras. Fue realizado como una producción independiente y grabó con Sandro el tema “Mi amigo”.
En agosto del ’89 se presentó junto al legendario exponente del folk norteamericano Pete Seeger, en el teatro Opera, y este material se editó bajo el nombre de “Concierto en vivo” (1990). Al año siguiente, Seeger lo invitó para presentarse juntos en Washington, Boston y New York. A las funciones de la capital norteamericana se sumó David Byrne (de Talking Heads), que había conocido a Gieco en su visita a Buenos Aires, unos meses atrás.
Hacia fines de 1994 edita “Desenchufado”, una ironía a la tendencia mundial impuesta por la MTV norteamericana de los Unplugged. En este caso se trató de un formidable re-make de los clásicos de León, entre ellos “El fantasma de Canterville”, compuesto por Charly García para el cantautor. La presentación de este disco en la Capital fue recién a fines de 1995, con Nito Mestre, Rodolfo García, Oscar Moro y los ex Oveja Negra como invitados.
“Orozco” (1997) sorprendió con el hit bailable homónimo, cuya letra no contiene otra vocal que la “o”. Sin embargo, detrás de ese tema, se esconden canciones de calidad muy superior: “Alas de tango” o “El embudo”, un homenaje a la Patagonia para la cual prestaron sus voces Mercedes Sosa, Ricardo Mollo (de Divididos), Santaolalla, Ricardo Iorio (ex-Almafuerte y Hermética), Chizzo (La Renga), entre otros.
En junio del 2004 fue nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, en un acto al que asistieron Madres de Plaza de Mayo, organismos de derechos humanos, autoridades de la ciudad, familiares del homenajeado, artistas como Ariel Ramírez, Abel Pintos (ahijado artístico de León), Horacio Fontova y Piero.
En el año 2001 lanza una nueva producción, “Bandidos rurales”, con letras fiel a su estilo que hablan de la situacion social y de los problemas que aquejan al mundo. Temas como “Idolo de los quemados”, “de igual a igual” o “la memoria” sonaron en las emisoras y se incorporaron a su ya larga lista de grandes composiciones.
Dos años despues lanza un disco en vivo con todos sus grandes exitos, y en el 2005 reaparece con “Por favor, perdón y gracias” que incluye como primer corte la cancion “el ángel de la bicicleta”, un tema que cuenta la historia de Claudio Lepratti, alias “Pocho, un muchacho de 35 años que vivía en Rosario, trabajaba en una escuelita de bajos recursos y colaboraba con un comedor infantil. En diciembre del 2001, en medio de la situación sociopolítica que vivía la Argentina, fue asesinado de un balazo en la garganta, mientras le pedía a la policía que no disparase contra el comedor donde él colaboraba, ya que adentro había chicos comiendo.
Este disco tambien se alzo con polemica ya que inclui la participación en uno de los temas de “Pato” Fontanet, el lider de la banda Callejeros imputado por la causa de la tragedia de Cromañon.
“Por favor, perdón y gracias” incluye además versiones de temas de “Los Piojos” y “Los Tipitos”.
En el 2006, Leon decide que es momento de repasar su historia musical desde 1991 hasta ahora. Es por eso que lanza “15 años de mí”, un CD-DVD que incluye sus grandes clasicos mas 3 bonus track, video clips, extras y “momentos especiales”.
Entre las novedades figuran el tema “Para la Vida”, de la banda original de sonido del film “Iluminados por el fuego”, dirigida por Tristán Bauer, “Todos los Caballos Blancos” (en vivo teatro Opera 2005), y “El surco” (inédito-grabado en 2005).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: